Lotería anticipada en Vigo

Competencia en el seno de la propia empresa. La estrategia de Carlos Tavares al frente de PSA Peugeot Citroën se consolida. Cuando aún no se ha cumplido un año desde que el portugués tomara las riendas de la multinacional, a la planta de Vigo le ha salido un contrato de los buenos: el proyecto K9, una “nueva generación” de furgonetas resultado de un acuerdo entre PSA y General Motors para renovar vehículos comerciales de tres marcas (Peugeot, Citroën y Opel). Las cifras hablan por sí solas: unas 200.000 unidades por año, ampliación de plantilla de 6.000 a casi 10.000 personas (“si se cumplen las previsiones de demanda”) y trabajo garantizado durante diez años a contar desde 2017, que es cuando está previsto que empiece la fabricación de las nuevas furgonetas. Y girando en torno a Vigo, todas las empresas satélite de fabricación de componentes dispersadas por Galicia, que tendrán que competir con Portugal e incluso Marruecos para lograr los contratos que comenzarán a salir a partir de enero y tendrán que estar cerrados a mediados de 2015, según las previsiones de la multinacional.

Los vehículos comerciales son una especialidad de la fábrica de Vigo. Foto: Alejandro Arce. Fuente: Flickr

Los vehículos comerciales son una especialidad de la fábrica de Vigo. Foto: Alejandro Arce. Fuente: Flickr

Pero volvamos al punto de partida: la adjudicación que acaba de conseguir la planta de Vigo (y que podría engrosarse con otras en proyecto) es el resultado de un plan de ajuste que, antes del triunfalista titular de esta semana, arrastró otros más dolorosos sobre importantes rebajas salariales, costes laborales y conflictividad interna. Aunque también colaboraron las ayudas públicas, la clave para que Vigo obtuviese el contrato ha sido lo que en algún medio se denominó “duelo fratricida” entre la planta de Balaídos y la eslovaca de Trnava y que, básicamente, se traduce en aumentar la productividad reduciendo costes, algo impensable en época de bonanza económica. Vistos los resultados, que avalan el Back in the Race de Tavares (así se denomina su plan estratégico), sus potenciales proveedores tendrán que aplicarse el método si quieren sumarse a la carrera.

Primera furgoneta fabricada en Vigo. Fuente: web de PSA-Peugeot-Citroën

Primera furgoneta fabricada en Vigo. Fuente: web de PSA-Peugeot-Citroën

El mismo día que conocíamos la noticia de PSA, el secretario general del PSOE, ejerciendo de candidato in pectore a la presidencia del Gobierno, se comprometía con la construcción del dique flotante para los astilleros de Navantia en Ferrol, en un alegato a favor del sector industrial. Pero el compromiso político no es suficiente si las perspectivas empresariales no son favorables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s