Descarrilamientos y despegues

Era uno de los estrenos más esperados del año en la Bolsa madrileña, pero la trayectoria de Talgo en el Ibex deja mucho que desear, especialmente para los pequeños inversores, embaucados por un nombre con caché internacional, una dilatada trayectoria desde el ámbito público al privado y una trabajada campaña publicitaria al más puro estilo institucional, garantía de confianza.

Fuente: web de Talgo

Fuente: web de Talgo

Pero, desde que salió al mercado a principios del pasado mes de mayo, las acciones de Talgo no han hecho más que caer, con episodios esporádicos de ligeras subidas que en ningún momento alcanzaron el umbral de partida. Grosso modo,  la compañía se ha dejado en estos dos meses y medio cerca del 30% de su valor de debut lo que indica que, cuando menos, se sobrevaloró cuando saltó al parqué.

En su primera sesión en Bolsa ya perdió más de un 9%, de los 9’25 euros por acción que se fijaron como precio de salida a los 7’99 de máximo que se alcanzaron en las últimas operaciones. Pero los peores momentos los vivieron los inversores la semana pasada, cuando se produjo una auténtica estampida a raíz de una noticia que, si las cosas marcharan bien, no tendría que haber ocasionado semejante revuelo. Arabia Saudí canceló un contrato de seis trenes de Alta Velocidad que había adjudicado a Talgo cuatro meses atrás. La operación se valoraba en unos 180 millones de euros sobre una cartera global de cerca de 3.800, es decir, menos del 5% del total. Pero Talgo había destacado esta operación en su comunicado de balance trimestral, emitido en el mes de mayo, de manera que fue la propia compañía la responsable de generar unas expectativas que, finalmente, se han visto defraudadas.

Hasta ahora, solo unos pocos han conseguido rentabilizar la salida a Bolsa. Especialmente, los accionistas históricos pero también los hedge funds, mediante posiciones cortas o bajistas que les permiten obtener beneficio cuando cae el precio de las acciones.

Campo de vuelos del aeropuerto de Tenerife Sur. Fuente: web de Aena

Campo de vuelos del aeropuerto de Tenerife Sur. Fuente: web de Aena

Así las cosas, Talgo se sitúa en el nefasto pódium de las “tres salidas a Bolsa que arrojan pérdidas este año en Europa, una información publicada hoy en Expansión y que contrasta, por ejemplo, con el éxito fulgurante de Aena, otro de los emblemas del otrora sector público del transporte, cuyas acciones se revalorizaron un 70%.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s