El Corte Catarí

“Solo” se ha hecho con el 10% de la compañía, pero todo indica que marcará estilo. La entrada de capital catarí en El Corte Inglés supone un antes y un después para la compañía, hasta ahora reacia a la entrada de capital externo.

Imagen de la web de Qatar Investment Authority

Imagen de la web de Qatar Investment Authority

Aunque la operación ha cogido por sorpresa a muchos, llevaba tiempo gestándose. El propio Dimas Gimeno, presidente del grupo desde el fallecimiento de su tío Isidoro Álvarez, confirmó que es “fruto de un proceso que ha ido madurando y que ha concluido con una alianza muy satisfactoria”. Las negociaciones habrían empezado ya en tiempos de Isidoro Álvarez y podrían haberse prolongado, según algunas fuentes, hasta tres años.

La “satisfacción” a la que alude Dimas Gimeno tiene dos vertientes, ligadas al destino de los 1.000 millones de euros que aporta el nuevo accionista. Por una parte, esta inyección de liquidez permitirá reducir parte de la deuda del grupo, refinanciada en 2013 en base a un montante de 4.900 millones. Por otro lado, facilitará su desarrollo estratégico, orientado a la internacionalización, para reducir la dependencia de la economía nacional; una asignatura pendiente de El Corte Inglés que se frustró en varias ocasiones, como una incursión fallida en Milán o, anteriormente, en los Estados Unidos a través de la adquisición de The Harris Company hace ya más de veinte años.

El Corte Inglés de Castellana, Madrid. Foto Ricardo Ricote Rodríguez. Fuente: Flickr

El Corte Inglés de Castellana, Madrid. Foto Ricardo Ricote Rodríguez. Fuente: Flickr

Ha sido, hasta el momento, la noticia empresarial de la semana no solo por lo que supone para el grupo como inyección económica sino por ser algo inusual en la trayectoria histórica de la gestión económica de El Corte Inglés, una compañía de marcado carácter familiar. Los mayores porcentajes se los reparten la Fundación Ramón Areces (35% del capital), las hijas de Isidoro Álvarez (un 15%, distribuido a partes iguales entre las dos) y Dimas Gimeno (7’5%).

Capítulo aparte merece el perfil del comprador. Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, ex primer ministro de Qatar, primo del anterior emir y director del fondo soberano Qatar Investment Authority, es, ante todo, un hombre de negocios. Su mano está tras la adquisición de los grandes almacenes londinenses Harrods o la entrada de capital catarí en Volkswagen, el Deutsche Bank o la cadena de distribución Sainsbury’s. En España, también ha hecho alguna incursión previa en Iberdrola o, algo más popular, el patrocinio del FC Barcelona.

Los detalles de la operación se desconocen por el momento, aunque, suponemos, serán ampliados cuando la compañía presente resultados, a finales de agosto. Todo parece indicar que, quizás el próximo año, presenciemos al fin su salto a la Bolsa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s