Campaña de verano

En plena ola de calor, con la mitad de los españoles con trabajo de vacaciones y la otra mitad esperándolas, los partidos políticos no se toman un respiro. La inminencia de las elecciones generales marca la pauta. Sea cual sea la fecha definitiva, no irán más allá de finales de año, así que quedan pocos meses y ya resuenan las trompetas de la campaña.

Nuevo logotipo del PP

Nuevo logotipo del PP

El PP, responsable de la convocatoria, ha sacado los carros de combate. Dos pesos pesados: el adelanto de las rebajas en el IRPF (que hoy está previsto aprobar en el Consejo de Ministros) y los Presupuestos Generales del Estado, cuyo techo de gasto también está previsto que se apruebe hoy. Desde su posición al frente del Gobierno, la estrategia electoral del PP combina la labor institucional con la maquinaria de partido. Así, junto al discurso del éxito en la gestión económica, avalado por los últimos datos de crecimiento del PIB y las previsiones halagüeñas del FMI, comparece la imagen de cambio con un partido renovado y rejuvenecido, tanto en sus caras visibles (Pablo Casado, Martínez-Maíllo, Javier Maroto, Andrea Levy…) como en el propio logotipo, que se aproxima al círculo y nos revela que la clásica gaviota es, en realidad, un charrán.

Imagen de

Imagen de “Ahora en Común” en Twitter

Mientras, en una aproximación al Frente Popular Judaico de la mítica comedia La Vida de Brian, a Podemos le surge nueva competencia gestada a su propia sombra. El proyecto Ahora en Común, apoyado por el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, así como otros dirigentes de ésta y otras formaciones (Equo, mareas ciudadanas de las municipales, simpatizantes del propio Podemos…) se presenta como una “candidatura unitaria de izquierdas” para las generales, aunque, en una plausible metáfora bursátil, varios medios ya la han calificado como una OPA electoral a Pablo Iglesias. Habrá que ver si se trata de una opa hostil o si, por el contrario, logran conjugar intereses. Y luego está el PSOE que, al menos de puertas para fuera, no parece muy enterado de la inminencia de las elecciones, inmerso como está en sus luchas internas de poder. Aparentemente reforzado tras unas municipales en las que, contra pronóstico, logró mantener el tipo, Pedro Sánchez parece haberse quedado estancado desde entonces. O, al menos, no consigue captar el interés mediático que compone la agenda de la actualidad. Unos y otros se han pasado las últimas semanas pendientes, como toda Europa, de lo que sucede en Grecia, a sabiendas de las repercusiones que puede tener sobre los electores españoles. Así que las cosas aún pueden cambiar mucho en los escasos meses que quedan hasta la cita electoral definitiva de este 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s