Bimbo se merienda Panrico

Entre la sorpresa y la confirmación de una evidencia. Así ha caído la noticia más sonada del fin de semana, desde el punto de vista empresarial. Si la compra de Panrico por parte de la mexicana Bimbo era algo que se venía venir desde hace tiempo en el sector, su confirmación a golpe de weekend  ha sido llamativa por el fondo y por las formas.

Logo BimboDiscreción absoluta en las maniobras de aproximación, y cautela en los pormenores de la operación, que aún tardará un tiempo en consumarse. Hay muchos factores que atender, desde las implicaciones sobre la plantilla hasta las condiciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, al tratarse del proceso de generación de todo un gigante del sector de la alimentación, que agrupará marcas tan conocidas como Donuts, Bimbo y Bollycao.

Los donuts son el producto más emblemático de Panrico. Foto: Stu_Spivack. Fuente: Flickr

Los donuts son el producto más emblemático de Panrico. Foto: Stu_Spivack. Fuente: Flickr

En cualquier caso, debería confirmase como una gran noticia para Panrico, que lleva años al borde del precipicio, desde que en 2010 presentara un plan de reestructuración de la deuda, estimada en algo más de 600 millones de euros. La entrada del fondo de inversión Oaktree en el capital no fue suficiente para reflotar la nave, que pasó de una exitosa expansión durante más de tres décadas (en las que se hizo con marcas de la competencia como Artiach o La Bella Easo), a la solicitud de un preconcurso de acreedores hace un año y medio. Finalmente, la situación se salvó con un ERE, pero la estabilidad de la empresa seguía en la cuerda floja, de manera que el interés de Bimbo debería suponer el rescate definitivo.

No se conocen con detalle los pormenores de la operación, pero todo parece indicar que Oaktree no obtendrá plusvalías en la venta, cuyo precio ha de concretarse en la auditoría que se va a realizar de forma inminente. En las próximas semanas (o meses, incluso) deberán dirimirse otras cuestiones, como  qué va a pasar con el pan de molde Panrico, que Bimbo desecharía para evitar problemas con Competencia. También habrá de concretarse cómo afectará la operación al despliegue de fábricas y personal de Panrico en España. En este sentido, aún está pendiente de resolución judicial un recurso sindical contra el ERE de 2013, al que Bimbo podría haber vinculado el preacuerdo. Así que todo indica que esta operación se cocerá a fuego lento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s