Más ajustes

Embed from Getty Images
Bruselas quiere más ajustes. Aun a pesar de que España sigue a la cabeza del crecimiento en la UE (hay que tener en cuenta también el punto de partida), la Comisión Europea tiene serias dudas de que se puedan mantener los objetivos de déficit el año que viene, tras la reforma fiscal aplicada por el Gobierno. Bruselas insiste en la receta de reducir las cotizaciones y aumentar los impuestos indirectos, y advierte de que “nuevas reformas estructurales serán necesarias en 2015 y 2016” para situar el déficit por debajo del 3% del Producto Interior Bruto y, de esta manera, reducir la deuda a niveles inferiores al 60% del PIB.

Según los datos del Eurostat, el crecimiento del PIB español en el primer trimestre del año se situó en el 0’9%, frente al 0’6% en Francia, el 0’4% en Portugal o un reducido 0’3% en Alemania, que lleva ya varios meses lastrando la caída de las exportaciones, mínimamente compensada por una demanda interna animada por los bajísimos tipos de interés que ofrecen los bancos y el reducido índice de paro, que sigue descendiendo y se sitúa ya en un envidiable 4’7%.

Las cifras que presenta España están muy bien, y así lo reconoce el comisario de Asuntos Económicos Pierre Moscovici, si no fuera que hay que ponerlas en relación con otras magnitudes. Especialmente las relacionadas con el paro, lo que más preocupa a la Comisión Europea y al propio gobierno español. Y en esa línea van las principales recomendaciones: vincular salarios y productividad, combatir la dualidad indefinido/temporal que provoca auténticos abismos entre las condiciones laborales de unos y otros asalariados, promover la movilidad regional de los trabajadores… También vuelve Bruselas sobre la urgencia de una ley de mercado único y la reforma en los servicios profesionales, aparcada en el contexto del agitado año electoral.

Porque esa es la clave fundamental de todo lo que acontezca este año en la política económica española: ¿qué medidas de gran calado cabe esperar en el período comprendido entre las elecciones locales-autonómicas y las generales de finales de año, con un verano de por medio?

Completar la reestructuración y privatización del sector bancario, reducir el gasto farmacéutico en los hospitales, o controlar el déficit de la administración local son otras de las recomendaciones de la Comisión Europea. Unas recomendaciones, todas ellas, pendientes de la revisión definitiva del Consejo Europeo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s