Cuando a Draghi le cambió la cara

Una activista arroja confeti sobre Mario Draghi. Fuente: Youtube

Una activista arroja confeti sobre Mario Draghi. Fuente: Youtube

Incuestionable. Así calificó Mario Draghi la recuperación económica española. El presidente del Banco Central Europeo ha vuelto a referirse a España como un ejemplo en la eurozona, aunque con matices. El paro sigue siendo un gran escollo en todos los países donde la tasa de desempleo supera el 20% de la población activa, como ocurre aquí aunque –el mismo Draghi lo reconocía- se hayan generado más de medio millón de empleos desde 2013.

El presidente del BCE volvió a insistir en lo de siempre: aparte de la política monetaria del BCE, y de sus estímulos al crédito, es necesario que los gobiernos adopten reformas estructurales para salir de la crisis. Y en España, dijo, es necesaria una reforma más profunda del mercado laboral. Sin entrar en mayores consideraciones –o al menos no han transcendido- Draghi cuestionó la “dualidad” del mercado laboral español, es decir, las diferencias entre trabajadores temporales e indefinidos.

Pero el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo no se reunía para hablar de España. Se trataba de hacer balance tras un mes de implantación del Quantitative Easing (QE), la última gran campaña del BCE para animar a los bancos a dar crédito a empresas y consumidores. Draghi confirmó que en el primer mes se han gastado 60.953 millones de euros en compra de deuda pública y privada. Significa que están cumpliendo con el plan establecido. Es más, el aseguró que no tiene ninguna intención de suspender el programa antes de lo previsto (septiembre de 2016) como se especulaba en algunos corrillos. Draghi se muestra convencido de que la compra masiva de deuda están surtiendo efecto, aunque no sea igual de visible en todos los países y pidió tiempo para que se aprecien los resultados.

El otro reto del QE, la tasa de inflación, continúa aún en niveles negativos pero ha recuperado un poco (del -0’3 en febrero al -0’1 en marzo). Draghi ya da por hecho que no habrá grandes logros en este sentido en meses, pero mantiene el objetivo del 2% para los próximos años.

Grecia y su necesidad de liquidez fue otro de los asuntos abordados en una rueda de prensa que, sin embargo, pasará a las hemerotecas con otro titular: el de la activista que hizo perder la compostura al imperturbable “superbanquero”, al asaltar su mesa y verterle confeti al grito de “hay que acabar con la dictadura del BCE”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s