Venezuela-Andorra-Estados Unidos

La Banca Privada de Andorra (BPA), su filial el Banco de Madrid, Barack Obama, Nicolás Maduro, la petrolera venezolana PDVSA, el empresario chino Gao Ping, el ruso Andréi Petrov, el Banco de España y hasta la familia Pujol. Todos juntos en la misma noticia: el Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusa al banco andorrano de “legitimar” más de 2.000 millones de dólares de la petrolera estatal venezolana y de “blanquear dinero” procedente de organizaciones criminales de Rusia y China. El Gobierno del pequeño paraíso pirenaico ha tomado medidas: ordenar la intervención de la entidad. Ejemplo seguido por el Banco de España en la parte que le afecta: la intervención “preventiva” de su filial en nuestro país, el Banco Madrid, comprado por el BPA en 2011.

Andorra La Vella. Foto: Alfonsobenayas. Fuente: Flickr

Andorra La Vella. Foto: Alfonsobenayas. Fuente: Flickr

Al margen de que se confirmen o no las acusaciones vertidas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, y que podrían enmarcarse en una estrategia de debilitamiento del cuando menos “incómodo” Nicolás Maduro, la noticia en sí alerta del grado de complejidad que alcanzarían las redes de corrupción internacional. Personajes como Andréi Petrov, detenido en España en 2013 acusado de blanqueo, o Gao Ping, que lleva dos años en prisión preventiva en España también por presuntos blanqueo de capitales y fraude fiscal (caso Emperador), parecen moverse como pez en el agua en estos entramados, actuando como supuestos intermediarios. Según la directora de la Red de Lucha contra los Crímenes Financieros (FinCen), Jennifer Shasky, “los altos cargos corruptos de BPA y los débiles controles contra el lavado de dinero han convertido al BPA en un vehículo fácil para encaminar fondos procedentes del crimen organizado, la corrupción y el tráfico de personas a través del sistema financiero de EEUU”. logo BPA

Las estrategias empleadas serían servicios financieros a medida para que los intermediarios de los auténticos clientes puedan “enmascarar” los orígenes del dinero -a cambio de elevadas compensaciones- y la creación de empresas pantalla para canalizar los fondos irregulares.

El jefe de Gobierno de Andorra, Toni Martí, se ha apresurado a asegurar que se trata de un caso de “presunta mala praxis” que nada tiene que ver con el funcionamiento general del sistema financiero andorrano. Pero la cosa se complica si vamos un poco más atrás: al parecer, el BPA también está relacionado con las cuentas de la familia Pujol investigadas por posible fraude fiscal y blanqueo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s