La remontada se complica

Martinsa-Fadesa no empieza bien la semana. Casi cuatro años después de superar el mayor concurso de acreedores de la historia de España, la inmobiliaria –que tiene que devolver más de 3.200 millones de euros- vuelve a estar contra la pared. El año pasado no atendió los pagos acordados (debe 32 millones de euros) y este año le tocaba, además de la deuda pendiente, pagar otros 384 millones que, al menos hasta la fecha, no ha sido capaz de reunir. Al parecer, la auditora Deloitte, que asesora a la inmobiliaria, habría planteado algún trato a la banca acreedora, cambiando deuda por activos, pero no ha habido acuerdo. Así las cosas, Martinsa-Fadesa estaría en causa de disolución (por un incumplimiento reiterado del convenio) y podría entrar en liquidación si no se firma algún pacto de aquí a fin de año.

Martinsa Fadesa ejemplarizó la crisis del ladrillo. Foto: Ricardo Hurtubia. Fuente: Flickr

Martinsa Fadesa ejemplarizó la crisis del ladrillo. Foto: Ricardo Hurtubia. Fuente: Flickr

La cosa no pinta bien para la inmobiliaria que en su momento fue un símbolo de la burbuja inmobiliaria en España y que, al superar el concurso de acreedores después de casi tres años de negociaciones, se transformó en símbolo de la capacidad de recuperación cuando todas las partes se implican en lograr el éxito. Pero las nuevas noticias indican que no funcionó y nos devuelven a la cruda realidad de que el 95% de las empresas en concurso acaban en liquidación. El dato lo dio el propio ministro de Economía para justificar la necesidad de una nueva Ley Concursal que combata esta deriva. Y es que, con la liquidación no pierden “solo” los empresarios y sus trabajadores, también clientes, proveedores, las entidades financieras y el propio Estado por la vía tributaria… Como dijo Luis de Guindos, “es más fácil evitar que se destruya una empresa a que se cree una nueva”, máxime cuando se trata de una compañía de estas dimensiones.

Carlos Slim. Foto: José Cruz. Fuente: Wikicommons

Carlos Slim. Foto: José Cruz. Fuente: Wikicommons

Y en la Bolsa también nos desayunamos hoy con algún hecho relevante difícil de prever el viernes pasado: cuando parecía que la entrada de George Soros en FCC estaba ya cerrada, la multinacional ha comunicado esta mañana que no ha habido acuerdo y que han empezado las negociaciones “en base de exclusividad” con Control Empresarial de Capitales SA, tras la que se encuentra el multimillonario mexicano Carlos Slim. FCC confía en lograr mejores condiciones que las ofrecidas por Soros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s