Pórtico se rinde

El pasado mes de agosto publicaba un artículo bajo el triunfalista titular “Pórtico vuelve por Navidad”. Hoy, cuando la Navidad ya ha llegado a los escaparates de la empresa, tengo que rectificar, muy a mi pesar. Según las últimas informaciones, el gigante gallego del interiorismo y la decoración, se rinde. Pórtico SL echa el cerrojo. Después de haber superado un concurso de acreedores, la dirección de la empresa anuncia que ha solicitado la liquidación.

Decoración en Pórtico. Fuente: web oficial de Pórtico

Decoración en Pórtico. Fuente: web oficial de Pórtico

Pero, ¿cómo han podido llegar a este punto? Dado que la empresa aún no ha concretado las causas, es necesario hacer un poco de historia. Con más de cincuenta años de trayectoria  y una facturación que llegó a superar los 100 millones de euros, Pórtico SL entró en concurso de acreedores en junio de 2013. Desde entonces ha estado sometida a una auténtica carrera de obstáculos para hacer frente a una deuda que superaba los 55 millones de euros. Y, aparentemente, había logrado superar la primera meta volante: lograron un acuerdo con el Fondo de Garantía Social para que adelantara 3 millones de euros con los que hacer frente a las deudas pendientes con los trabajadores despedidos, acuerdos también con Hacienda, con la Seguridad Social y con el propio Fogasa para que aceptasen aplazamientos, aportaciones de la división europea de Gordon Brothers y de nuevos socios para la compra de mercancía y para desbloquear los contenedores que tenían paralizados en el puerto de Vigo…

Pequeños éxitos que hacían confiar en un final feliz para la empresa y sus trabajadores, pero que finalmente se ha frustrado. La empresa no es capaz de hacer frente al convenio que zanjaba el concurso. No puede atender a las obligaciones con sus acreedores, ni con su diezmada plantilla, a la que ya debe alguna nómina. Y, a mayores, están los gastos corrientes que, según han publicado algunos medios ascienden a 1 millón de euros al mes, sin contar suministro de mercancía. La “ambición” empresarial en plena época expansionista del mercado es uno de los principales lastres con los que tiene que cargar: en el año 2007, la empresa se embarcó en una inversión de más de 20 millones de euros para automatizar la nave de Mos, encadenándose a una deuda difícil de afrontar cuando poco tiempo después se vio arrastrada a la mayor crisis de consumo en la historia de la empresa.

Todo indica que la de este año será la última campaña navideña de Pórtico, al menos, como la empresa gallega y familiar que fue en sus orígenes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s