Empleo y cualificación

Los datos del paro de septiembre fueron los datos negativos más positivos desde el 2007, la fecha inaugural de la crisis. Aunque el número de desempleados subió en 19.720 personas, el repunte fue menor que en años anteriores cuando, según los datos del Ministerio de Empleo, la media de nuevos parados que dejaba este mes postvacacional era de 70.000. También ha descendido, en casi un 6% (5’8%) la tasa interanual, lo que reforzaría la confianza que mostró el ministro Cristóbal Montoro durante la presentación de los presupuestos en que la recuperación del empleo permitirá una mayor recaudación en impuestos y un menor gasto en prestaciones, así como una mejora en el consumo y en la propia confianza de los consumidores.

La demanda de dependientes se multiplica en las rebajas estivales. Foto: Jorge Franganillo. Fuente: Flikr

La demanda de dependientes se multiplica en las rebajas estivales. Foto: Jorge Franganillo. Fuente: Flikr

Aunque eso sería mucho decir en base a un solo dato (el del mes de septiembre) y, además, negativo: la auténtica realidad es que el paro ha vuelto a subir en septiembre, un mes en el que se extinguen muchos contratos. Pero: ¿qué tipo de contratos son los que se extinguen en septiembre? Al margen de las sustituciones del personal que está de vacaciones y que, por tanto, se pueden dar en cualquier sector y categoría profesionales, la mayoría son trabajos de baja cualificación. Según un artículo publicado por El Confidencial Digital el pasado mes de julio, los trabajos con mayor oferta en verano son: mozos de fábrica y almacén; dependientes para tiendas; operarios de obra; técnicos de planificación, gestión industrial y mantenimiento (los encargados de liderar obras y reparaciones de verano); conductores y repartidores, y recepcionistas (los camareros no salen en el cómputo porque, normalmente, se cubren por publicidad directa en el establecimiento y, por tanto, no hay constancia estadística).

Foto: Ricardo Bernardo. Fuente: Flikr

Foto: Ricardo Bernardo. Fuente: Flikr

¿A dónde quiero llegar? Pues a lo que debería interesar a los demandantes de empleo: la importancia de la cualificación no sólo para encontrar trabajo, sino para optar a un buen empleo. Según los datos del último informe de la OCDE sobre educación, España bate el récord de “ninis” (ni estudian ni trabajan) de la Unión Europea. También indica que hay pocos alumnos excelentes: sólo el 12% de los universitarios, frente al 24% de media de la OCDE. Y aquí, el problema deja de ser exclusivo de los jóvenes y de su esfuerzo formativo para trasladarse a la administración y, más concretamente, a nuestro sistema educativo. Si no invertimos la situación, el problema del paro nunca será superado. Y las previsiones de Cristóbal Montoro se quedarán en un propósito a corto plazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s