El fantasma de la deflación sigue merodeando

Después de tres meses en positivo, el Índice de Precios de Consumo ha caído este mes de julio, situándose en el -0’3% de tasa interanual. Es la cifra más baja desde octubre de 2009, cuando cayó un 0’7%.

Transporte y energía son los principales responsables de la caída del IPC. Foto: Eduardo Otubo. Fuente: Flickr

Transporte y energía son los principales responsables de la caída del IPC. Foto: Eduardo Otubo. Fuente: Flickr

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística que se han confirmado hoy, la culpa la tienen el transporte y la energía: los precios de los carburantes se han mantenido cuando normalmente suben en el mes de julio y los costes en la vivienda han bajado por la caída del gasto en electricidad y calefacción. También han bajado un 2% los alimentos y bebidas y, como todos los años, el vestido y el calzado, como consecuencia de las rebajas estivales. La caída ha sido generalizada por comunidades autónomas, aunque se ha notado más en Navarra (-1%), Castilla la Mancha (-0’8%) y Castilla León (-0’5%).

Con respecto al mes de junio, la caída de los precios en julio fue del 0’9%, lo que hace resucitar el fantasma de la deflación. Pero no hay que ser alarmistas. Para que podamos hablar de deflación ha de registrarse una caída continuada de los precios y lo cierto es que ésta es la tercera en diez meses (las anteriores se produjeron en octubre de 2013 y en marzo de este año). Si la evolución continúa en la misma línea, terminaremos el año con un IPC en positivo, aunque en términos moderados, lo que no es malo ya que permitirá a nuestros comerciantes y pymes ganar en competitividad. También ayudará a compensar la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos derivada de la elevada tasa de paro y de la moderación salarial (con pérdidas en muchos casos).

También cayeron los precios de bebida y alimentación. Foto: Atmosphear. Fuente: Flickr

También cayeron los precios de bebida y alimentación. Foto: Atmosphear. Fuente: Flickr

Lo que sí nos muestran estas cifras es que aún no podemos relajarnos. Los responsables económicos de toda la zona euro (donde la inflación está en el -0’4% interanual) deberán valorar en los próximos meses si las medidas adoptadas son suficientes. La ofensiva del Banco Central Europeo contra la deflación (lanzada hace sólo un par de meses) aún no parece dar frutos y, en el caso de España, veremos si la “recuperación económica” se acaba reflejando también en la evolución de los precios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s