Otra de balances

Como decíamos ayer, la cercanía del mes de agosto apura los cálculos y balances. Se respira en el ambiente esa prisa por abordar las vacaciones libres de cargas y dejar abonado el terreno para el nuevo curso que psicológicamente empieza en septiembre aunque el ejercicio no termine hasta diciembre.

marca_repsol_419x328_tcm7-549156Y, a la vista de los balances que van presentando las grandes del Ibex, se pueden tomar un descansito con la satisfacción del deber cumplido. Hay una palabra que se repite titular tras titular: “gana”. La palma se la lleva de momento Repsol, con unos beneficios de 1.327 millones de euros en el  primer semestre gracias en buena medida a los ingresos que finalmente obtuvo por la expropiación de YPF y su salida definitiva de la compañía argentina. En términos porcentuales, significa una ganancia del 47%. Además, ha reducido la deuda hasta prácticamente cero, lo que les permite plantearse nuevos negocios de envergadura como la compra de la petrolera canadiense Talisman Energy, con pozos en Texas y en el mar del norte.

bankinterDe cerca le sigue la banca. El Sabadell ha incrementado sus beneficios un 35’9% y Bankinter un 31%, superando con creces Sabadelllas previsiones del mercado que le auguraban un crecimiento del 24%.
gas natural

Otra que “gana” es Gas Natural. Si ayer decíamos que Iberdrola perdió un 13% como consecuencia del “impacto de la reforma eléctrica” (según los argumentos de la compañía), hoy Gas Natural informa a la CNMV de un beneficio del 19’5% en el primer semestre. Aún así, también hacen mención a los perjuicios ocasionados por la reforma energética. Atribuyen buena parte de sus ganancias a las plusvalías por la venta de GNF Telecomunicaciones (252 millones de euros) y responsabilizan al Gobierno y sus medidas regulatorias de la pérdida de 132 millones de euros en el beneficio bruto de explotación anual.

También el Gobierno presentó cuentas: las balanzas fiscales, que ponen en relación los gastos e ingresos de dinero público en todas las comunidades. El resultado nos permite comparar quiénes pagan más y quiénes reciben más. Las balanzas confirman lo que ya se sabe: que a las comunidades más ricas les sale el saldo negativo, a las más pobres les sale positivo, y en el medio navegan las de “ni fu ni fa” y las comunidades forales, con sus propios sistemas fiscales.

El profesor Ángel de la Fuente presentó las balanzas fiscales. Fuente: Ministerio de Hacienda.

El profesor Ángel de la Fuente presentó las balanzas fiscales. Fuente: Ministerio de Hacienda.

Pero hay más lecturas. Por una parte, el sistema de medición empleado. A estas alturas, ya sabemos que la infalibilidad de los números depende de cómo se echen las cuentas y en este caso en concreto hay al menos dos fórmulas con resultados dispares: la del flujo monetario (que es la que se emplea) y la de carga-beneficio (reclamada desde distintas posiciones). Por otra parte, la oportunidad del momento elegido:  a menos de una semana de la reunión con Artur Mas el Gobierno presenta unas balanzas que rebajan en 2.500 millones de euros el déficit fiscal calculado por la Generalitat.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s